ceipibarburu A viernes, 22 de noviembre de 2013

         Es en este momento cuando realmente empieza la labor de transformación. del centro educativo. Esta fase consiste en idear entre todos los agentes sociales el centro donde les gustaría asistir, dar clases, llevar a los niños,... Realizadas las diferentes aportaciones para el cambio, la comunidad consensúa el centro que quiere para todos/as. 

        La pregunta al profesorado y al resto de profesionales es es soñar la escuela que quisieran para sus hijos e hijas. 

        El que se plantee como un sueño, permite por un lado la participación de todos y todas porque se huye del lenguaje técnico, pueden participar los niños y niñas de diferentes edades (los pequeños pueden dibujar). Por otro lado permite que se olviden condicionantes o expectativas bajas o demasiado relacionadas con la realidad presente. El sueño entendido como utopía hacia la que dirigir los esfuerzos, se presenta como un importante motor tanto del diálogo como de dinamización de la acción.

        Nosotros salimos al barrio, cada maestro y maestra con un grupo de niños y niñas, fuimos recorriendo las calles y llegándonos a las casas a recoger los sueños, ¿cómo te gustaría que fuera tu colegio?, el nivel de participación fue bastante alto. los niños y niñas disfrutaron mucho la experiencia.

        Ahora nos toca abrir los buzones y leer todos los sueños para ver, cómo quiere que sea el colegio nuestra comunidad.






Deja un comentario

Seguir los Posts | Seguir los Comentarios